Lección 7 El Tractor

 

El Tractor.

Aún cuando existen varios tipos de tractores, aquí se hace refrencia a los tractores de llantas (no de orugas) que son los de uso más corriente en el país. Las partes principales de un tractor de llantas y su importancia son:

Llantas: estos elementos con que vienen equipados los tractores e implementos agrícolas y que permiten su desplazamiento, presentan algunas ventajas y desventajas, entre las primeras están:

-  Permiten utilizar altas velocidades de operación en las labores agrícolas.

-  Se requiere menor potencia.

-  Se consume menor cantidad de combustible.

-  Ofrecen menos vibración en la operación y mayor comodidad para el operario.

-  Son más fáciles de operar y existe menos resistencia al rodamiento que los tractores de oruga.

Sin embargo presentan las siguientes desventajas:

-  Hay dificultades de agarre en terrenos preparados. Los suelos muy húmeods pueden deformarse abriendo verdaderas zanjas.

-  Su costo inicial es mayor.

-  Existe la posiblidad de presentarse pinchazos.

Las llantas que se utilizan en la maquinaria agrícola pueden ser de dos clases: de tracción y de libre rodamiento. Las primeras están diseñadas con venas mediante las cuales se aumenta el agarre al suelo, permitiendo operar con un mínimo de deslizamiento. Las segundas, son llamadas también llantas para implementos, cuentan con una o más venas longitudinales que le sirven par ayudar a rodar en línea recta y prevenir deslizamientos transversales.

El eje de la toma de fuerza. Constituye un medio importante en la transmisión de potencia del tractor. Su misión es la de suministrar movimiento a algunas máquinas acopladas al trctor o remolcadas por él. Se conecta o desconecta mediante una palanca.

La mayoría de los sistemas de transmisión de la toma de fuerza son independientes, se desvía del embrague principal y es impulsado directamente por el motor y cuenta con su propo sistema de embrague.

Enganche. Hay varias clases de enganches de implementos que sirven para poder aprovechar el tractor como fuente de potencia, entre los que se pueden mencionar enganche a la barra de tiro que sirve para involucrar todos los implementos de tiro propiamente dichos, es decir, aquellos que son realmente remolcados por el tractor. El acople se hace mediante una barra de tiro cuyas uniones en los extremos son flexibles en un plano horizontal. Se pueden distinguir tres tipos de barras: corriente, suplementaria y oscilante. La primera es aquella con la que vienen equipados los tractores para sus usos generales, es ajustable lateral, vertical y longitudinalmente con respecto al tractor, con el fin de dar facilidad de operación al implemento que se quiere enganchar y con la clase de trabajo que este realice.

La barra de tiro suplementario viene montada en los brazos inferiores del enganche hidráulico de tres puntos. Es muy poca su utilización, la barra de tiro oscilante ofrece mayor libertad de giro lateral, frente a la barra de tiro corriente. La amplia gama de espacios o posiciones facilita la maniobrabilidad direccional del tractor cuando éste remolca un implemento grande.

Existe también el enganche hidráulico de tres puntos que permite que el peso del implemento esté totalmente soportado sobre el tractor. Con este sistema se puede operar arados convencionales, de vertedera, rotativos, rastras, rastrillos, rastras de púas, sembradora al voleo, cultivadoras, etc. Con la fuerza hidráulica se pueden graduar profundidades de operación en el terreno.

Para lograr un buen funcionamiento de la combinación tractor-implemento es necesario, en primer lugar, que el acople entre los dos se haya efectuado correctamente. En la barra de tiro se deben tener en cuenta ajustes de altura,

ajustes de longitud y ajustes laterales. El ajuste de altura, es decir, la distancia entre el suelo y la barra, debe qauedar entre 33 y 43 cm con el fin de lograr una correcta operación del tractor. Para el caso de las barras de tiro suplementarias o adaptadas en un enganche de tres puntos (alce hidráulico) es necesario colocar barras de retención para evitar cambios en la altura sobre el suelo en caso de accionar alce hidráulico.

El ajuste de longitud se debe realizar, por ejemplo, cuando se usa el toma de fuerza y la barra de tiro se debe acortar adecuadmaente, teniendo en cuenta que su longitud sea suficiente para garantizar el buen funcionamiento de las partes de rotación e igualmente evitar que el implemento haga contcto con las llantas del tractor en los virajes cerrados.

El ajuste lateral se efectúa mediante una serie de agujeros perforados sobre un elemento rígido al tractor, mediante ellos se logra, elegir la posición lateral de la barra de tiro. Sin embargo cuando la barra es muy pesada es conveniente dejar que la barra de tiro oscile libremente con el fin de reducir los esfuerzos transversales que suelen suceder.