CAPITULO 8. DETERMINACIÓN DE VOLÚMENES Y TOTALES DE OBRA.

 

 

 

En el momento en el que se aprueba el diseño arquitectónico, tanto por el propietario del proyecto, como de las autoridades municipales pertinentes;  contando con las licencias necesarias, se da comienzo a la contratación de los diferentes estudios que se requieren para poder iniciar la construcción.

 

Para poder conocer el costo que la obra va a tener, se han elaborado previamente los cálculos de volúmenes de obra, que tentativamente van a ejecutarse en la construcción propiamente dicha. El calculo de cantidades de materiales de acuerdo con los volúmenes y totales de obra se realizan de acuerdo con el sistema constructivo que se haya adoptado, además de la experiencia que se tenga en las diferentes etapas instructivas en proyectos anteriores.

 

Los administradores de obra, están facultados para realizar los diferentes cálculos de volúmenes de obra, que se realiza haciendo la medición de los diferentes planos, multiplicando el largo por el ancho, por la altura.  Con éstas mediciones se obtienen las áreas y volúmenes de materiales que se necesitan para realizar cada actividad.

 

Se toman las medidas en planos, que se convierten a cantidades de obra, que se dan en unidades métricas para cada actividad.  Con esta información se realiza el presupuesto de costos de todos los materiales y se complementa con la mano de obra, con el costo de maquinarias y equipos, etc.  de toda esta sumatoría, se obtiene el costo real de una construcción.