CONTEXTO TEORICO

La ingeniería de alimentos busca formar profesionales con capacidad de aplicar los principios científicos y de ingeniería en el aprovechamiento de las materias primas alimentarías y proponer alternativas de solución a problemas que se presenten en el sector.

La química de alimentos es una ciencia que representa la estructura básica del conocimiento en el que se apoyan todas las tecnologías relacionadas con los alimentos, por eso surge la necesidad de formar personas calificadas, que apliquen los fundamentos de la ciencia de los alimentos en los diferentes procesos industriales y así poder dar desde su disciplina respuesta a las necesidades del sector.

Este curso permite que el estudiante conozca los fundamentos básicos, componentes, características y mecanismos de los alimentos, para poder determinar y analizar las transformaciones que sufren los componentes en las diferentes etapas de un proceso. Es por esto que el estudiante debe tener claro los conceptos de análisis y control de calidad, química orgánica, bioquímica, biología y principios de nutrición.

La química de los alimentos esta enmarcada en la formación disciplinaria y profesional específica. La formación disciplinaria de la ciencia de los alimentos se fundamenta en el área de las ciencias básicas: química y biología, con el apoyo de las matemáticas y la física. La consolidación de la química como ciencia en el siglo XIX marca la diferencia entre la química orgánica y la inorgánica. La biología establece los principios celulares que ayudan a entender los mecanismos de las células.

En el estudio de cada una de las unidades didácticas el aprehendiente va desarrollando el proceso de formación a través de conceptos claves o básicos que son indispensables en la comprensión de la temática y que conllevan a abordar el desarrollo y proyección del curso académico desde el campo disciplinar.

La estructura y composición de los alimentos, las propiedades funcionales de los componentes de los alimentos, el pardeamiento y otras reacciones de deterioro son las unidades del curso académico, con esto se pretende direccionar al estudiante para la apropiación de conceptos claves y la aplicación de éstos en la practicas que son la fundamentación de la química de alimentos para el desarrollo de habilidades y competencias propias del campo de formación

Conceptos básicos de componentes, características y funciones de los alimentos dan fundamentación científica para determinar: Desarrollo de tecnologías aplicables en el mejoramiento o innovación de procesos, Alternativas de nuevos productos, establecer valores nutricionales de los alimentos y el aprovechamiento de nuevas fuentes alimentarías entre otros.

Para el logro de estos propósitos se promueven competencias que tipifiquen la disciplina con el aprendizaje y la transferencia. Con el proceso de autoaprendizaje se potencia al estudiante para la comprensión y el manejo de la información de tal manera que sea capaz de producir o construir conocimiento, teniendo en cuenta que día a día la tecnología va a avanzando. El estudiante debe ser creativo para innovar en los procesos, diseñar nuevos productos, adaptar y adoptar tecnologías.

La competencia comunicativa, pretende que el estudiante describa, analice, plantee y sustente de manera suficiente, soluciones a situaciones o problemáticas del entorno, basado en los principios y fundamentos de la ingeniería aplicables a la química de alimentos.