Lección 20. Método del Instituto Batelle – Columbus.

El método del Instituto Batelle – Columbus, es el principal método cuantitativo que se ha desarrollado para la evaluación de impactos ambientales. Su objetivo es la evaluación sistemática de los impactos de un proyecto mediante el empleo de indicadores homogéneos.

Según Conesa (2010), este método se puede usar con dos fines:

  • Medir el impacto ambiental de diferentes proyectos relacionados con el recurso hídrico.

  • Planificar a medio y largo plazo proyectos con un mínimo de impacto ambiental.

Para la aplicación de este método se definieron indicadores de impacto con 78 parámetros ambientales, que indican la representatividad del impacto ambiental derivada de las acciones consideradas.

Los 78 parámetros se ordenan en 18 componentes ambientales agrupados en 4 categorías ambientales. (Cuadro 16).

Cuadro 16. Distribución de parámetros ambientales del método Batelle-Columbus.

CATEGORÍAS

COMPONENTES

NÚMERO DE PARÁMETROS

Ecología.

Especies y poblaciones.

10

Hábitats y comunidades.

8

Ecosistemas.

Descriptivo

Contaminación ambiental.

Contaminación del agua.

14

Contaminación atmosférica.

7

Contaminación del suelo.

2

Contaminación por ruido.

1

Aspectos estéticos.

Suelo.

3

Aire.

2

Agua.

5

Biota.

4

Objetos artesanales.

1

Composición.

2

Aspectos de interés humanos.

Valores educacionales y científicos.

4

Valores históricos.

5

Culturas.

3

Sensaciones.

4

Estilos de vida (patronales culturales).

3

Fuente: Extraída de Conesa, 2010.

La clave del sistema de evaluación son los parámetros, que corresponden, a un aspecto ambiental significativo.

Según Conesa (2010), los parámetros serán fácilmente medibles, estimándose por medidas o niveles, siendo los datos del medio, necesarios para obtener aquella estimación, la cual siempre que sea posible, se deducirá de mediciones reales que cumplan las siguientes condiciones:

  • Representen la calidad del factor o parámetro considerado.

  • Sean fácilmente medibles cuantitativa o al menos cualitativamente.

  • Respondan a las exigencias del proyecto a evaluar.

  • Sean evaluables a nivel de proyecto.

Para cada proyecto, después de obtener los parámetros aplicables, se transformarán sus valores correspondientes en unidades conmensurables y en consecuencia comparables, mediante técnicas de transformación. Las medidas de cada parámetro (en unidades características inconmensurables) se trasladan en una escala de puntuación 0 a 1, que representa la Calidad Ambiental CA, en unidades conmensurables.

El método, incluye las gráficas para la estimación del parámetro y la obtención de la calidad ambiental definido por su magnitud.

En las gráficas la calidad ambiental del parámetro está en las ordenadas y la magnitud en las abscisas. Los valores y unidades de magnitud dependen de cada parámetro ambiental.

Por ejemplo, para la diversidad de especies, la magnitud estará dada por el número de especies por mil individuos y el de uso del suelo, por la suma ponderada de la superficie de cada tipo de uso del suelo.

Cada valor de magnitud de un parámetro, será llevado sobre las abscisas para obtener el valor de calidad ambiental en las coordenadas.

La determinación del grado de impacto para cada parámetro está dada por la siguiente ecuación:

UIA = UIP x CA

Donde:

UIA: Unidad de Impacto Ambiental.

UIP: Parámetro de unidades de importancia.

CA: Calidad Ambiental.

El Parámetro de Unidades de Importancia (UIP) es fijada a priori, completando un total de 1000 puntos, distribuidas en categorías, componentes y parámetros, por el grupo de profesionales participantes de la evaluación ambiental.

Para cada parámetro, el método establece la comparación de su situación "con proyecto" y "sin proyecto", obteniéndose el cambio neto del proyecto sobre cada parámetro. Según la ecuación:

UIAi Proyecto = UIAi con proyecto - UIAi sin proyecto.

El valor obtenido puede ser positivo, si el parámetro se ve favorecido con el proyecto o negativo si el parámetro se afecta con el proyecto.

Por último, se hace una suma algebraica de los valores obtenidos en el cálculo del cambio neto y se establecen comparaciones en las alternativas de un mismo proyecto y analizan los impactos significativos por categorías y/o componentes.

El método establece la identificación de señales de alerta, con base en un valor umbral del cambio neto negativo. Estas señales de alerta, implican cambios de carácter adverso sustanciales en la implementación del proyecto.

El producto final de la aplicación de este método, es una matriz con la información más relevante de la evaluación ambiental. Cuadro 17.

Cuadro 17. Hoja de resultados evaluación de impactos método Batelle – Columbus.

CATEGORÍA

COMPONENTE

PARÁMETRO

UNIDAD DE IMPACTO AMBIENTAL

SEÑALES DE ALERTA

SIN PROYECTO

CON PROYECTO

CAMBIO NETO















Fuente: Extraída de Conesa, 2010.

Para aplicación método del Instituto Batelle – Columbus véase Capítulo 3 Estudio de impacto ambiental para el edificio Centia. Numeral 3.6 Evaluación cuantitativa de impactos ambientales en http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/mgc/rojas_l_fj/capitulo3.pdf