Estructura de un Informe Psicológico

¿Qué debe tener un informe Psicológico?

Ahora bien, el informe debe tener como mínimo los siguientes elementos:

 

Informe psicologico
Imagen web, descargada 7 de Agosto de 2012, http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcR0LdIVC7K84A6BCSG74TnmU2NH0yGqUNWoeITAMG6c04SsAfxP


  1. Datos de identificación

El informe debe contener toda la información que permita dar una imagen clara de a qué persona pertenece dicho informe de evaluación. Eso implica nombre completo, edad, sexo, apariencia física en cuanto a talla y peso, estrato socioeconómico y registro de alguna otra seña de identificación que se considere relevante.

En este mismo apartado se pueden incluir los datos de contacto y comunicación, tanto con el sujeto de evaluación como con el solicitante. Esto es importante para un eventual seguimiento y para la misma tarea de comunicación de resultados.

También es importante precisar la forma como llega el sujeto a la evaluación: si asiste por iniciativa propia o si asiste por obligación.

En algunos casos se hace necesario tener información familiar, especialmente cuando se trata de menores de edad o de personas que requieren acudientes. Es recomendable que esta información se consigne en un apartado distinto al de la identificación.

  1. Situación problemática.

Esta información se debe presentar según los términos referidos en la lección sobre el proceso de evaluación.

  1. Demanda.

Por supuesto, el informe debe dar cuenta del motivo por el cual fue solicitada la evaluación. Al igual que en el ítem anterior, se debe registrar en los términos de la lección sobre el proceso de evaluación.

  1. Metodología

Como el informe es un documento de comunicación entre profesionales, es necesario que contenga la descripción metodológica del proceso. Eso implica que el profesional debe registrar en el informe cuáles técnicas utilizó en el proceso y cuales instrumentos específicos. Esto es indispensable para que cualquier par pueda retomar el proceso, dar fe de los resultados, reproducir la evaluación o asumir el modelo para aplicarlo en casos similares.

Tanto en el caso de las técnicas como de los instrumentos se debe informar con qué propósito particular se utilizó. En el caso de los instrumentos se debe señalar la fuente de esos instrumentos: si son estandarizados y se encuentran en el mercado o si fueron diseñados para el caso específico. Si se trata de instrumentos diseñados para el caso específico se debe señalar cómo tener acceso a ellos, es decir si pueden ser reproducidos y utilizados en dónde ubicarlos.

  1. Hipótesis o Conclusión

El informe debe contener un apartado donde se responda a la situación problemática estableciendo sus causas o bien una conclusión que recoja el producto de la evaluación. En la mayoría de los casos puede utilizarse solo una de las dos opciones, según sea la situación, pero eso no quiere decir que sean mutuamente excluyentes. Si el profesional lo considera pertinente pueden incluirse los dos elementos.

  1. Recomendaciones

Las recomendaciones son el último elemento obligatorio del informe de evaluación. Allí se señala el proceder que el profesional considera se debe seguir. Bien puede referirse a que tratamientos se deben seguir, que procesos de capacitación son recomendables, que cuidados en el hogar se deben tener o qué riesgos puede implicar la contratación de una u otra persona. Los términos de las recomendaciones deben estar en estrecha relación con la demanda y con la situación problemática.

Naturalmente, las recomendaciones deben cumplir con unas especificaciones mínimas. Cada recomendación debe ser perfectamente realizable a la luz de los recursos disponibles en el caso. Cada recomendación debe señalar un responsable de efectuarla o de hacerse cargo de que se realice. Debe especificarse cuál es el beneficio a esperar. Y, cada recomendación debe ser explicada en virtud de sus conveniencias o sus inconveniencias.

De otro lado, debe anotarse una recomendación para casos que se consideren de alta complejidad. En virtud de que un informe puede dejar dudas, es recomendable aunque no obligatorio relacionar algún tipo de anexo que sea útil a una mejor comprensión del informe.

Es recomendable que el profesional diseñe o elija un formato versátil para la realización de sus informes. Este es un mecanismo de organización para agilizar la tarea y porque puede ser archivado en algún tipo de sistema de información. Sólo para referencia, en internet se pueden encontrar ejemplos bien interesantes.