Lección 38 - Pensamiento métrico y sistemas de medida

Argumentos para la articulación didáctica del pensamiento métrico – geométrico.

La geometría es una manera de pensar, caracterizada por procesos tales como la exploración, el descubrimiento, la clasificación, la abstracción, la estimación, el cálculo, la predicción, la descripción, la deducción y la medición con los correspondientes procesos de conversión, entre otros. Junto con el pensamiento métrico constituyen un poderoso medio de comunicación que sirve para representar, interpretar, modelar, explicar y predecir las soluciones a las relaciones entre las figuras bidimensionales y los cuerpos en el espacio. Es parte de nuestra cultura y ha sido una actividad humana desde los primeros tiempos, pasando de los pueblos babilónicos a los egipcios y de éstos a los griegos, siendo estos últimos quienes tuvieron el mérito de convertir la geometría de ciencia empírica a racional, por lo tanto, permite a los estudiantes apreciar mejor su legado cultural al suministrarles una amplia perspectiva de los logros culturales de la humanidad.

Se puede deducir que la naturaleza de estos dos tipos de pensamiento (métrico y geométrico) está definida por las siguientes consideraciones especiales:

  • Una es la naturaleza ontosemiótica de ambos: La construcción y el uso social de los lenguajes simbólicos propios correlacionados proporcionan el desarrollo de conceptos, relaciones y operaciones al interior de sus sistemas semióticos de representación.

  • La naturaleza de las competencias cognitivas que el estudiante fortalece y desarrolla al aprehender los objetos matemáticos del pensamiento métrico y los sistemas de medidas, del pensamiento espacial y los sistemas geométricos.

  • El sentido práctico, en el uso social que tienen de manera integral y simultánea los dos tipos de pensamiento en el planteamiento y solución de situaciones próblemicas del contexto no solo escolar sino comunitario y no solo desde las matemáticas sino en relación con otras ciencias como las básicas, las ciencias pecuarias, las ingenierías y la arquitectura entre otras.

Según los Lineamientos Curriculares, citados por Acevedo, Montañez y Huertas (2007: 17 - 20) “Es primordial relacionar los contenidos del aprendizaje con la experiencia cotidiana y con los saberes que circular en la escuela, entre estos, desde luego, las disciplinas científicas” y señalan que para la organización curricular se deben tener en cuenta los siguientes tres aspectos: Los conocimientos básicos, los procesos generales y el contexto.

Los citados autores consideran que los estándares básicos de competencias también se encargan de “organizar el currículo relacionando los procesos generales del aprendizaje, los contextos y los conocimientos básicos, que constituyen la orientación conceptual que debe tener el currículo, partiendo de reconocer no sólo las relaciones entre conceptos asociados a un mismo pensamiento, sino las relaciones con conceptos de otros pensamientos” y en consecuencia, debe haber coherencia tanto horizontal entre estándares como vertical entre los organizadores curriculares o pensamientos de la matemática.

551115