Lección 23: COMPONENTE ACADÉMICO-CONTEXTUAL

Icono IDevice Bienestar Universitario

El desarrollo de la organización inteligente se apoya en la cultura organizacional, en la comunicación interactiva y en el Bienestar Institucional, para cumplir a cabalidad sus fines e intencionalidad, de acuerdo con su identidad o razón de ser.

Para el caso concreto de la UNAD, el Bienestar Institucional hace parte de la filosofía de la organización universitaria y está orientado hacia la formación integral de las personas, la construcción de comunidad y la participación democrática de todos los miembros que integran los diferentes estamentos (estudiantes, docentes-investigadores, directivos y personal administrativo).

Este Bienestar, exige el desarrollo organizacional, el desarrollo de la inteligencia cognitiva y emocional y el desarrollo de la creatividad y de la innovación, para comprender la necesidad del cambio actitudinal y de la creación de nuevas reglas para cumplir los nuevos roles y niveles de desempeño que exigen una Universidad Abierta y a Distancia, con carácter comunitario, solidario y regional, lo cual exige nuevas normas de comportamiento y nuevas formas de organización para su gestión.

Por otra parte, la Ley 30 de 1992, al referirse al Bienestar Universitario expresa lo siguiente:

Las instituciones de educación superior deben adelantar programas de bienestar, entendidos como el conjunto de actividades que se orientan al desarrollo físico, psicoafectivo, espiritual y social de los estudiantes, docentes y personal administrativo‖. (Ley 30 de 1992, Artículo 117).

La UNAD concibe el Bienestar Universitario, como una mediación ético - pedagógica que compete a todos los estamentos universitarios, zonas y localidades para dinamizar los procesos de personalización, socialización y desarrollo humano sostenible e integral de cada uno de los miembros de la comunidad universitaria, comprometidos en la realización de la misión institucional y en el desarrollo de sus elementos esenciales, para la autoconstrucción individual y colectiva.

En consecuencia, el Bienestar Universitario constituye un eje fundamental que atraviesa todos los componentes del (PAP Solidario), y a la vez está constituido por una estructura propia que responde a principios orientadores, a líneas de acción y estrategias de trabajo, articuladas en los proyectos específicos que conforman la operación de bienestar institucional.

Las líneas de acción del Bienestar Universitario, están orientadas a la promoción de un desarrollo a escala humana, sostenible e integral tanto de las personas como de la organización, mediante el cultivo de valores culturales y artísticos, la conservación del medio ambiente, la atención de la salud integral y de la promoción de la recreación en sus distintas manifestaciones, la formación ética y espiritual, así como la formación de líderes en todos los campos para responder a desafíos tales como:

  • Los retos del mundo contemporáneo en general y de la sociedad colombiana en particular, expresados en la crisis moral, la pérdida del sentido ético de la vida y de la existencia humana y la falta de participación e integración ciudadana.
  • El compromiso histórico y la responsabilidad sustantiva de la Universidad frente al desarrollo de la comunidad regional y nacional, en el sentido de contribuir a reafirmar la identidad y los valores de la cultura para promover la integración latinoamericana de naciones y la construcción de una civilización más humana, civilizada y solidaria.
  • La necesidad de contribuir a la formación de un liderazgo cívico-social, transformativo e innovador, comprometido en la construcción de una nueva sociedad y una nueva cultura de la solidaridad de la convivencia pacífica y del sentido de la existencia humana y de la vida.
Por otra parte, en la UNAD el Bienestar Universitario, se integra a la filosofía de la Universidad con la finalidad de coadyuvar la formación integral de las personas, la construcción del espíritu comunitario y la participación democrática de todos los estamentos universitarios.